01 octubre 2010

redirigimos el tráfico

Gente: desde ahora y hasta nuevo aviso, postearemos desde http://hacemoscomunicaciones.blogspot.com/

Esperamos les agrade el nuevo blog

29 mayo 2010

HTDA

Reznor se destaca de nuevo. El único artista que entiende la forma en que Internet cambió para siempre las reglas del juego.

How to destroy angels... altamente recomendable, amigos.









25 mayo 2010

Happy Towel Day

A towel, it says, is about the most massively useful thing an interstellar hitchhiker can have. Partly it has great practical value. You can wrap it around you for warmth as you bound across the cold moons of Jaglan Beta; you can lie on it on the brilliant marble-sanded beaches of Santraginus V, inhaling the heady sea vapors; you can sleep under it beneath the stars which shine so redly on the desert world of Kakrafoon; use it to sail a miniraft down the slow heavy River Moth; wet it for use in hand-to-hand-combat; wrap it round your head to ward off noxious fumes or avoid the gaze of the Ravenous Bugblatter Beast of Traal (such a mind-bogglingly stupid animal, it assumes that if you can't see it, it can't see you); you can wave your towel in emergencies as a distress signal, and of course dry yourself off with it if it still seems to be clean enough.

More importantly, a towel has immense psychological value. For some reason, if a strag (strag: non-hitch hiker) discovers that a hitch hiker has his towel with him, he will automatically assume that he is also in possession of a toothbrush, face flannel, soap, tin of biscuits, flask, compass, map, ball of string, gnat spray, wet weather gear, space suit etc., etc. Furthermore, the strag will then happily lend the hitch hiker any of these or a dozen other items that the hitch hiker might accidentally have "lost". What the strag will think is that any man who can hitch the length and breadth of the galaxy, rough it, slum it, struggle against terrible odds, win through, and still knows where his towel is is clearly a man to be reckoned with.

— Douglas Adams, The Hitchhiker's Guide to the Galaxy

14 marzo 2010

Rube Goldberg would be proud...


This too shall pass, by Ok Go

p.s. ¿sabe alguien quién dirige?

04 febrero 2010

Sonic Youth en Madrid!

the gods are coming to Madrid...



...and I'm so fucking there!



y para la espera:


Incinerate


Bull in the Heather


Sacred Trickster


Antenna




Teenage Riot


100%



ok that's enough

13 enero 2010

Música 2009: la musique

Hace unas semanas hice un resumen musical del 2009. A dicho post agregué un reproductor con algunas selecciones que nunca funcionó. Pues bien, ahora como que sí va la cosa, así que para quienes quieren escuchar mis recomendaciones, prueben este player:

04 enero 2010

Top 33 películas de la década: de la 15 a la 1

...continuamos con la lista:

15 Batman Begins

Esta película me gustó un poco más que su popular secuela The Dark Knight, tal vez porque la siento más cómic (a pesar de los impresionantes esfuerzos de todos los involucrados por hacer de Batman un personaje creíble). Creo sin embargo, que para mí, la explicación que nos ofrece sobre los inicios de uno de mis personajes favoritos ever (Batman, people) es más que satisfactoria. Y no nos caigamos a cobas, después de las atrocidades de Joel Schumacher, nos costaba creer que Batman podía ser tan genial. Batman Begins fue una de las películas entretenimiento más divertidas de ver. Una y otra vez.


14 A History of Violence

La gracia de esta obra es que mientras trata de explicarnos racionalmente por qué la violencia no es la mejor forma de resolver conflictos, nos llena el espíritu con anhelos de poder hacernos cargo de los villanos de la misma forma en que se los va despachando Viggo Mortensen. Porque, ok, no se hubiese desatado la espiral de muertes si el protagonista hubiese tenido un pasado normal, pero ante este karma, el hombre gana la admiración del pueblo, de su familia y de nosotros como público. Entonces me repito: no nos caigamos a cobas. Esto de dar hostias nos va.


13 Forgetting Sarah Marshall

¿Over rated? O será mas bien ¿under rated? Lo cierto es que esta película me encantó y no había visto una comedia romántica tan bien balanceada desde, bueno, tal vez sea un over statement, El Apartamento de B. Wilder. Muchos autores de cine hacen grandes dramas (y muy buenos) a raíz de experiencias traumáticas por las que han pasado. Pero quienes son capaces de reírse al respecto tienen asegurados mis aplausos. Y quien comienza una historia con un tío en bolas llorando y la termina con un musical de Drácula hecho con Muppets también tiene asegurado mi aplauso.


12 Grizzly Man

Dejémoslo claro al principio: Tim Treadwell era bien pajuo y se lo estaba buscando desde hace años. Werner Herzog el director de este documental, nos hace saber que no comparte las creencias animistas de Treadwell y gracias a ese distanciamiento emocional nos hila un mosaico del antes, durante y después de las expediciones del auto nombrado naturalistas a las tierras del Kodiak, que nos permite conjeturar nuestras propias opiniones, sentimientos y críticas, no sólo de la persona y sus motivos, sino del entramado social en el que vivimos. ¿Qué lleva a una persona a meterse de cabeza en un terraplén lleno de osos grizzlies? ¿Qué consiguió muriendo? ¿Nirvana or Heartbreak? Grizzly Man es hipnótica. A sure must.


11 Mulholland Drive

Y hablando de hipnótica. David Lynch canaliza el espíritu de Hitchcock (al menos en apariencias) en la laberíntica Mulholland Drive, película que se puede disfrutar tanto si se comprende la trama como si no. (Yo creo que la tengo pillada, pero no del todo). Lynch es un maestro que prescinde de los caminos más transitados de la narrativa y se adentra en derroteros de sugestión y ambiente. Es como ver un buen cuadro y lo que te transmite. Te hace volar la imaginación. Te hace parte de lo que está pasando. En esta película en particular te obliga a dejar de ser un espectador pasivo, y mientras te hace sentir todas las emociones humanas (angustia, empatía, terror, confusión, risa, etc…) te va llevando sin que te des cuenta hacia un espectacular vuelco de tortilla de esos que te obligan a continuar la discusión muchos días después de haberla visto.
Ahora bien, esta descripción le calza también a muchas de sus otras películas. Lo que tiene Mulholland Drive, además de ser el cenit de su voz autoral, es que es el ejemplo perfecto de lo que uno siente y vive al soñar. La película no es tan simple como decir que todo es un sueño (bueno, gran parte lo es), pero está construida de tal forma que nos hace evocar las cosas misteriosas por las cuales pasa nuestra mente mientras dormimos. Y no doy con ninguna otra que logre esto. Por cierto, ¿mencioné que las actuaciones patean traseros?

10 High Fidelity

Parafraseando a un amigo: “La película que me llevó a descubrir a uno de mis autores favoritos, Nick Hornby”. ¿Hace falta añadir algo más?


9 The Lord of the Rings: Fellowship, Towers y King

El equivalente a estar en 1980 y ver la trilogía original de Star Wars por primera vez.


8 The 25th Hour

Grata sorpresa me llevé al ver que esta película aparece en muchas listas de lo mejor de la década. ¿Pero si en su momento pasó casi desapercibida? Si bien creo entender que fue hecha con la empatía post S-11 de un neoyorkino hacia sus vecinos de ciudad, para aceptar juntos que el modo de vida les había cambiado sin poder hacer mucho al respecto, para mí esta obra disparó una alarma en mi conciencia. Me cambió la vida.


7 Kill Bill

Cuatro horas de desmembramientos y muertes creativas para decirnos, justo al final, que no hay nada más terrible que la mujer que amas te rompa el corazón. Acepto que haya gente que no le gustan las películas de Quentin Tarantino, pero nadie le puede poner en duda su genialidad y su creatividad, y mucho menos después de este mash-up de géneros que sólo él podría haber construido. Kill Bill tiene demasiadas cosas que comentar y alabar. Éste no es el espacio.


6 The Proposition

¿Saben cuando una película comienza con una premisa tan brillante que sólo temen por que no pueda alcanzar a explotar su potencial? ¿Qué tal si les digo que The Proposition sobrepasa las expectativas que genera su premisa y termina convirtiéndose en una especie de Apocalypse Now para una nueva generación?


5 United 93

El más mediático de los 11 de septiembres, un avión cayó en medio de la nada en Pennsylvania. Dicen que fueron los pasajeros, quienes alertados sobre otros secuestros impidieron que este avión llegara a su objetivo. También dicen que fue el Gobierno de los Estados Unidos que lo derribó con el mismo fin. Hasta el más sentimental de nosotros se muestra un poco escéptico ante esta historia: fue un día terrible y para la paz de muchos (y justificación bélica de otros que no viene al cuento) hizo falta crear héroes y villanos, pronto. En todo caso, creo que nosotros, como seres humanos, necesitamos creer que sí existió gente dispuesta a hacer lo que nunca nadie debería vivir. Con esto, creo que la película de Paul Greengrass trasciende la anécdota y se transforma en un himno al lado bueno que todos tenemos. En este mundo saturado de locura y malas noticias, fue una buena cucharada de medicina para el alma.


4 Sen to Chihiro no kamikakushi

Hayao Miyazaki, a.k.a. “No need for comments here”.


3 Inglourious Basterds

Debajo del escapismo sublime, Quentin Tarantino nos está queriendo decir que el cine está tan ligado a nuestras vidas, que es capaz de cambiar los destinos. Yo creo que sí. Y creo que es algo digno de comentar con más calma fuera de esta lista. Pero prefiero comentar el espectáculo: una carta de amor a los westerns de Sergio Leone, un villano a la altura de Darth Vader o más. Una escena en una taberna que es una mini película… todo Inglourious Basterds un mosaico sin protagonistas (una osadía) que se permite rehacer a nuestro gusto la historia, y por un momento sacudirnos la mayor frustración histórica de los últimos tiempos. Puede que se trate de un momento pueril, pero encuentro emocionante a la n potencia la escena cuando los bastardos atacan ese cine, porque de alguna manera administran justicia en el mundo real…
…Necesitamos del rigor histórico para aprender (aunque parece que nadie aprende nada de nada) pero por otro lado, qué nos impide hacer y deshacer la memoria histórica de nuestros monstruos. ¿Qué han hecho para que se les siga tratando con respeto?
Cómo me encantaría ver más versiones de esta película, pero en vez de Hitler con Chávez en el Teresa Carreño. Lo menos que podemos hacer es cagarnos en esta gente. Así sea puro escapismo. Es por nuestra salud. Brindo por ello.


2 Adaptation

La major manifestación de todos los tiempos sobre el amor/odio que significa tener aspiraciones de creador audiovisual: desde el nirvana creativo hasta el inframundo de la desesperación. Adoro cómo balancea las motivaciones personales, con los golpes de la realidad; la autocrítica que bloquea al escritor contra la presión del sistema económico que obliga a ceder. El tercer acto, escrito por “Donald” Kaufman es lo más gracioso que he visto en “cine sobre cine” desde Living in Oblivion.


1 Children of Men

Dependiendo de tu punto de vista, Children of Men es la película más oprimente y pesismista de estos últimos 10 años, o la más optimista. Transmite mejor que ninguna otra la sensación de angustia y fragilidad producto de tantos horrores mediáticos cuasi-apocalípticos. Y viendo el vaso medio lleno o no, creo que logra cobijarnos con un sentido de aceptación universal basado en quiénes somos, qué hacemos, para dónde vamos y por qué. A nivel técnico, la cámara de Alfonso Cuarón empujó el drama y los efectos especiales hasta el límite de lo increíble. Lo suyo fue un arte de storyteller, de maestro de ceremonias y de ensayista, todas facetas complementarias y sinérgicas. Por así decirlo, es el mejor.

29 diciembre 2009

Top 33 películas de la década: de la 33 a la 16

2000 - 2009. ¿Cómo se supone que uno haga un resumen serio? Imposible. Tantas cosas que brillaron y nos renovaron la fe en este medio. Judd Apatow se alzó como el rey de la comedia, desde Freaks and Geeks hasta Funny People. Un Lorne Michaels a la hora de cazar nuevos talentos cómicos. Michael Moore perfeccionó su ensayo documental haciéndonos reír de rabia. Viggo Mortensen se convirtió merecidamente en estrella. Conocimos la atormentada genialidad de Charlie Kaufman, llegando sus guiones a niveles estratosféricos de la mano de Spike Jonze y Michel Gondry. Cannes le chupó las medias a Hanecke y a Lars von Trier, éste último muchas veces merecidas y otras no tanto. Paul Greengrass, Peter Jackson, Christopher Nolan y Guillermo del Toro, se adquirieron el respeto que su maestría tras cámara les merece. El mundo entero conoció a Hayao Miyazaki. Y un largo etcétera.




Comienzo pues, el Top 33 de la década:


33 El Hundimiento (Der Untergang)
Nada más y nada menos que de Alemania proviene esta película que nos sumerge de cabeza en el búnker de Hitler a meros días se su infame suicidio. No cuenta nada nuevo, pero la actuación de Bruno Ganz como el führer es espeluznante. Nunca condescendiente, pero tampoco moralizante. Es lo que fue. Y vaya.

32 Superbad
¿Otra comedia americana para adolescentes? Nada que ver. Superbad es “una Comedia SOBRE adolescentes”. Y vaya que es graciosa. A pesar de su taquilla, y de las franelas de McLovin’, creo que es bastante subestimada. Los últimos dos minutos son maravillosos: se nos voltea la tortilla y nos retrotrae al final de la secundaria, cuando muchos de nosotros nos tocó despedirnos sin saberlo de amigos de colegio a los que nunca más volveríamos a ver (o al menos lo que no usamos Facebook).

31 The Bourne Trilogy
Las trilogías estuvieron a la orden del día en esta década. La de Jason Bourne hizo las veces de James Bond y creo que hasta cierto punto, influenció bastante su “reboot”. Lo que me agrada de esta serie es que cada secuela es mucho mejor que la anterior (sólo me ha sucedido con la Trilogía del Dólar de Segio Leone) y eso es mucho decir. Otra cosa que me encanta es la hábil vuelta de tuerca que le han sabido dar los guionistas para mantener la gracia de las aventuras de un hombre sin identidad, sin que dicho misterio sea una frustración para el público. Parece una tontería, pero díganme los que ven Lost: ¿No les está fastidiando ya el llevar tantos años pegados a la serie sin saber de una buena vez qué demonios pasa en la isla? A eso me refiero.

31 Donnie Darko
Esta joya freak en la que no todo encaja a nivel de trama, pero sí en cuanto a ambiente y la experiencia que supone verla. Inclasificable de género, confusa, intrigante… y sin embargo con un “no-se-qué-qué-se-yo” magnético: ni rastro detectable de influencias previas. Donnie Darko es 100% original.

30 Helboy II
Una gran fantasía a todo dar, personajes maravillosos, escenas de acción memorables y un sentido casi infantil de la aventura tan imprescindibles en el género. A Guillermo del Toro le han llovido muchos elogios por otras películas, pero siento que ésta es la más suya (con perdón de Mike Mignola). Algo me dice que Hellboy II mejorará con el paso del tiempo.

29 SiCKO
De todos los trabajos ensayísticos de Michael Moore, SiCKO es mi favorito porque alude a una cuestión en la que el lado político poco tiene que ver: la salud. Conmovedora, tira-piedras y cabreante todo a la vez, SiCKO me mostró un lado vergonzoso de un país que se hace llamar libre. Muy digna de ver… y ahí está Obama cambiando la Ley Sanitaria.

28 Dogville
Si tenemos un lado oscuro ¿es mejor huir de él o hacerle frente? ¿Debemos perdonar o vengarnos? ¿Es América policía del mundo porque nadie más se atreve? Dogville, con sus malditas líneas de tiza en el suelo, me dejó días y días pensando sobre justicia, retaliación, agresividad, perdón, el bien y el mal. Acojonante.

27 Être et avoir (Ser y Tener)
Un año de curso en una escuela rural en Francia. Un maestro que no enseña datos históricos, sino que guía los sentimientos que sus alumnos tienen hacia el mundo que les rodea. Una de las pocas luces optimistas con respecto a la humanidad. Una belleza.

26 Almost Famous
El mejor biopic de la década, tal vez porque no conocíamos de antemano la historia del protagonista, el director de cine Cameron Crowe, quien en sus años mozos fue periodista rockero para Rolling Stone. Almost Famous es una declaración de amor al rock y a todos los puentes que construye.

25 Anchorman: The Legend of Ron Burgundy
Si el título no te mata de risa, mejor no te molestes en ver la película. Aunque no te hará daño ver la escena de lucha entre periodistas de distintos canales de tv, que reúne al dream team de la comedia americana.

24 Memento
Primer puñetazo de Christopher Nolan (de muchos que nos ha dado). En apariencia un simple “gimmick” (contar la historia del final al principio) sorprende lo entretenida que resulta verla varias veces y cómo aguanta. ¿Qué mas puede decir ya a estas alturas, joder?

23 Eternal Sunshine of the Spotless Mind
Se pueden trasladar muchos de los piropos de Being John Malkovich a esta joya: un guión sin desperdicio, actuaciones sorprendentes, un contenido visual alucinante, y una historia conmovedora, en este caso, una introspección al corazón humano, vivido y sufrido, que parece ofrecernos un significado a la vida.

22 Wo hu cang long a.k.a. “Tigre y Dragón”
Ang Lee la pegó del techo con esta maravilla que hubo que verla varias veces para apreciarla como corresponde: primero por las coreografías, segundo por su historia, tercero por su sonido, música y arte. Los adjetivos se me quedan cortos.

21 The Insider
“All the president’s men” de nuestra generación. Magnífica.

20 Being John Malkovich
Salto al largometraje de Spike Jonze, un tipo que ya había entrado a la posteridad por sus videoclips. Proyecto con el que conocimos la retorcida genialidad de Charlie Kaufman (porque ¿quién había visto Human Nature?). Una dura mirada a nuestra obsesión por las celebridades, ácida sin perder la gracia, triste sin ser deprimente, e imaginativa a más no poder.

19 Le Escaphandre et le Papillon (La escafandra y la mariposa)
Premisa: Biopic sobre un ejecutivo que queda paralizado salvo por el parpadeo de un ojo que aprende a vivir sin arrogancia y nos enseña el valor del espíritu y de la mente humana. Gracias, pero no gracias.
Ejecución: A pesar de lo fácil que hubiese sido manipular al público, “La escafandra” evita los clichés a toda costa y nos muestra un personaje humano con virtudes y defectos teniendo que tomarse un día a la vez para afrontar lo inaguantable. Es graciosa sin ser frívola y dura en las escenas que tiene que serlo, y la experiencia que deja tras verla no es de exaltación sino de paz. Tengo que comentar que posiblemente contenga el trabajo de dirección de fotografía más alucinante de la década, logrando por primera vez (creo) captar con exactitud lo corpóreo de la mirada humana.

18 Finding Nemo
Mucha gente se decanta por las más recientes de Pixar: Wall-e, The Incredibles, Ratatouille, Up. Yo prefiero a largo rato la época más infantil del estudio (Toy Story, Monsters Inc), porque me parece más mágica, más entretenida, y más difícil de lograr captar mi atención y corazón (puesto que son películas dirigidas primero a los niños y luego a los adultos, cosa que en Pixar no pasa ahora). Finding Nemo está llena de personajes memorables, coloridas aventuras, tiene unos set pieces espectaculares y unas frases eternas (como la de “me hice tinta”). Reconozco que sobra el prólogo sádico tipo Disney, pero entiendo que a nivel narrativo representa un ancla emocional vital. Si bien ya no nos sorprende que Pixar nos sorprenda, creo que a nivel técnico, el efecto submarino fue el salto progresivo más bestia que esta gente ha dado, no solo por el fotorealismo, sino por la atmósfera que creó.

17 El Laberinto del Fauno
Dos historias que a simple vista son inconexas y sin embargo qué fuerte se han quedado en nuestra memoria. Ninguna opaca a la otra: en ningún momento uno está deseando que se acabe lo fantástico para saber qué va a pasar en el mundo real, ni viceversa. Y ese balance reside en la certera mano con que Guillermo del Toro dirige cada elemento.

16 Corpse Bride
Potpourri de fetiches macabros, góticos y victorianos de Tim Burton, perfectamente dosificados a lo largo de una conmovedora historia que bien podría llamarse “De fantasma a espíritu”. Si hubo una película en estos últimos años que apoyara el simple y universal “All you need is Love”, no fue otra que Corpse Bride.



Pronto las 15 que faltan...

27 diciembre 2009

Las menciones honoríficas de la década

Por ahí viene mi lista de favoritas de la década. Ésta es de películas que valoro bastante, que me llegaron y me entretuvieron, pero que no alcanzaron entrar en los primeros 30 puestos (Sí, mi lista es de 30).

Si ningún orden en particular:

Casino Royale
The Fountain
300
4 meses, 3 semanas y 2 días
La vida de los otros
The 40-Year-Old Virgin
Elephant
The Descent
Ciudad de Dios
The Wrestler
Bad Santa
Borat
Solaris
Spiderman 2
Gran Torino
The Dark Knight
There Will Be Blood
I heart Huckabees
La mala educación
the royal tenembaums
X-men 2
Idiocracy
American Splendor
About Schmidt
Hostel 2
The Triplets of Belleville
Burn After Reading
Munich
School of Rock
The Assassination of Jesse James by The Coward Robert Ford
Let The Right One In
Gone baby gone
Los cronocrímenes
The Hurt Locker
Sin City
An Inconvenient Truth

21 diciembre 2009

Los mejores trailers de la década


Cerrando la década, esto de ponerse a hacer listas tipo Rob Fleming se hace como inevitable. Antes de meterme en aguas profundas, voy a tantear aquí la orillita con los mejores trailers de la década.

Primero, quiero comentar que por norma general suelo evitar verlos porque arruinan mucho la experiencia cinematográfica, así que mi lista puede tener graves omisiones.

Segundo, a la hora de hacer el ranking, no tomo en cuenta la cantidad de spoilers que contienen ni la fidelidad con que representan a la película que venden. Los trailers de esta lista son, IMHO, pequeñas joyas que tienen vida propia. Y sí, la música es un factor que me pesa demasiado. Ahora sí, pues:

5 Kill Bill

El trailer se centra en un solo set piece, el de "At the House of the Blue Leaves", dejando muchísimo por ver y aún así condensando el golpe de adrenalina que supone ver esta maravilla de pe a pá.

4 Where the Wild Things Are

La película es un coñazo y una sobreintelectualización monocorde de la simple metáfora del librito de Maurice Sendak. En cambio, este trailer sí que ilustra y recoge las emociones que derivan de leer el cuento. Y lo mejor de todo, la música: en vez de decantarse por alguna melodía facilona, Spike Jonze (supongo) se saca de la manga Wake Up de Arcade Fire. El resultado es abrumador. Imagino que en papel la cosa sería difícil de digerir: por un lado un cuento infantil en la onda Pixar y por otro lado (corrígeme si me equivoco, Oz) una canción de una banda de rock canadiense. La cosa no solo encaja, sino que trasciende. Ahora la canción suena mejor; las imágenes vibran, el rock les dota de una visceralidad muy directa. Uno le vuelve a dar play en apple trailers.


3 Comedian

El más original. Lo gracioso es que nunca ví la película. Da gusto ver cómo guión, interpretación y edición le exprimen todo el jugo a "la voz de los trailers" en tan pocos segundos. Se sabe que nada de lo que contiene el trailer saldrá en la película, pero transmite un feeling de jodedera que se espera sí que se derroche en el metraje.


2 Watchmen / 300

Es trampa ponerlos juntos, pero es que ambas están dirigidas por Snack Snyder, se basan en comics colosales y utilizan canciones de bandas de rock.


Primero "300", que estoy seguro este trailer tuvo mucho que ver con el éxito global de la película, apartando claro, que es depinguísima. La canción Just like you Imagined de Nine Inch Nails le sienta como anillo al dedo y los "money shots" son tantos, que da pajita por quienes les tocó competir en taquilla junto a los espartanos.


Si existe un trailer para analizar cuadro a cuadro, no debe mirarse en ningún otro lado más que aquí. Este teaser sorprendió a los lectores de la novela de Alan Moore en cuanto a la minuciosidad con que se trasladaron a la gran pantalla todos los detalles de los dibujos de Dave Gibbons. E imagino el nivel de "wtf" que habrá causado en quienes no estaban familiarizados con estos "héroes". Veinte puntos al uso de la hipnotizante canción de Smashing Pumpkins.

1 LOTR: The Two Towers

Simplemente de infarto.



Bonus track. Como estoy en España, me dio por poner este trailer, que aunque es un artificio bien simplón, funciona:
[REC]

19 diciembre 2009

listas

...pero claro que vienen más listas...

pronto

13 diciembre 2009

Música 2009


Cierra el año, germinan listas por doquier. Esta va de música. No es la primera vez que reconozco que soy un dinosaurio cuando se trata de abrir mente y oídos a cosas nuevas, con lo cual pongo de manifiesto el poco rigor histórico que pueda contener este escrito. Sin más pompa comienzo:


...y mientras lees, puedes ir escuchando...
(update: sé que algunas canciones no quieren hacer play, espero arreglar esto)


Se hace difícil hacer listas de álbumes cuando es un concepto cada vez más arcaico en el sentido tradicional. Este año no pagué ni un céntimo por la música, y no porque no hubiese quien se lo mereciera, sino como una cuestión de principios ante la estancada y anacrónica industria discográfica. He aquí mi solución: las disqueras se encargan de producir y promover el disco, que se reparte gratuitamente por internet, como anuncio publicitario para el concierto (experiencia que no puede ser reproducida sino in situ) y a cambio se llevan un porcentaje de las entradas y el merchandising. Todos ganan. Y quien anhela el disco físico, que pague un print-on-demand.

Radiohead volvió a intentar hacer mutar las reglas del juego (o sencillamente hicieron lo que les dio la gana, que a efectos prácticos es lo mismo). Su gran canción "These are my twisted words" quedó en poca cosa, tal vez por no ir acompañada por un larga duración, pero nos recordó que esto era de lo más normal hace décadas (por ejemplo, The Beatles editaron muchas canciones sin que llegasen nunca a pertenecer a un álbum). Es una contradicción de mi parte que en la era de downloads y canciones sueltas regadas dentro de un ipod, me queje porque una de las mejores bandas se implique en adaptarse. Smashing Pumpkins siguió los pasos. Hace días Billy Corgan nos regaló "Song for a Son" una psicodélica canción que abre el disco "Teargarden by Kaleidyscope) compuesto por 44 piezas que irá dejando en su página web a medida que las vaya terminando.

El evento más genial, a mi parecer, fue Dark Night of the Soul, una colaboración entre Sparklehorse (admito no saber quién es), Danger Mouse y David Lynch. Se trata de una banda sonora para una película imaginaria que existe en la mente del usuario y que cuenta con un envidiable lineup de colaboradores tales como Frank Black, The Flaming Lips, Julian Casablancas e Iggy Pop, entre otros). Cada canción es digna de mención (cosa que no haré por flojera) y supongo que la experiencia se engrandece con el aporte del surreal director, quien elaboró un libro fotográfico que va de la mano con la música (y que yo no he visto). Dark Night of the Soul, el disco, nunca salió editado por problemas entre las disqueras, así que los artistas responsables decidieron vender el libro e incluyeron un CD en blanco con una nota: "por razones legales este soporte no contiene música. Ház con él lo que te provoque".

Awesome.

Con respecto a los colaboradores del disco anterior, muchos se destacaron en el 2009 con méritos propios. Por ejemplo, Julian Casablancas (The Strokes) grabó un proyecto en solitario un poco duro de roer para mis gustos, que no obstante, crece con cada escucha. Hablo de Phrazes for the Young. Recomendable. Iggy Pop desvió su atención hacia la "chanson", nada más y nada menos. El resultado es para deshacerse en elogios. Anoten: Preliminaires. Frank Black no hizo más que volver a reunir a sus Pixies e irse de gira para celebrar (cash in) el 20º aniversario de Doolittle. Mi única queja: que no pasaron por Madrid. The Flaming Lips sacaron un espeso doble disco sólo para los más fans.

Hablando de bemoles, la gran cagada la puso U2 con No Line on the Horizon, o como prefiero llamarlo "Pro Tools Demo Reel". Otros inentendibles trabajos fueron el "Raditude" de Weezer, las versiones que hizo Beck de Velvet Underground y Leonard Cohen (aunque celebro que cada artista pruebe nuevas cosas) y la banda nueva de Ben Harper, Relentless7, que si bien no apesta, está a años luz del carisma de sus Innocent Criminals.

Para salir del bache musical, una rápida mención a quienes pasaron sin pena ni gloria. Me duele comenzar hablando de Eels, pero su Hombre Lobo tuvo demasiadas canciones de relleno. Lo mismo con el New Tide de Gomez (que sin embargo se destacaron con la pegajosísima "Airstream Driver"), Love2 de Air, Monsters of Folk, Wilco de Wilco, el regreso de Rancid, la segunda parte del "7 Worlds Collide" de Neil Finn (acompañado por miembros de Radiohead y Wilco), Built to Spill (interesante, pero no más), Bill Callaghan (presten atención a "Faith/Void" en "Sometimes I wish I was an Eagle"), The Open Door de Death Cab for Cutie y Backspacer de Pearl Jam.

Permítanme un paréntesis para comentar sobre Pearl Jam, que a partir de este disco debería llamarse "Eddie and the Jammers" o "Vedder Band" o algo por el estilo. Eddie Vedder es el mejor vocalista con vida y es una lástima que su compañeros de banda no se esfuercen por intentar alcanzarle tanto en composición como en ejecución. La banda ha perdido puntos por su doble discurso materialista (las letras hablan sobre desprendimiento pero ellos venden hasta ropa de bebé con sus logos) y musical (Stone Gossard elogia "Kid A" pero no se atreve a soltar su guitarra eléctrica). Total que Backspacer está lejos de ser un disco mediocre, pero tras sus escasos 30 minutos de duración deja la imborrable sensación de que si se lo propusiera, Pearl Jam podría sorprender. Al final, creo que es un trabajo para hacer nuevos fans, por lo facilón de sus temas más pop como The Fixer (poesía de tercer grado) o Johnny Guitar (Peor Riff guitarrero del 2009). En cambio, escuchen las baladas Just Breathe y The End.

En 2009, Nine Inch Nails decidió retirse de los escenarios y creo que va a ser muy beneficioso para quienes le seguimos. Cuando vi a Reznor y compañía en vivo salí desilusionado, habiendo sido testigo de una banda cansada y en piloto automático. Además, este señor está en una ola creativa muy prolífica e interesante. Librarse de los compromisos de una gira tendrán una buena repercusión. Quiero creer en esto, en parte, porque así sucedió hace 10 años cuando nuestros oídos fueron deslumbrados por The Fragile, una obra maestra que tardó 5 años en gestarse y que pide a gritos cualquier tipo de re-edición o mención en su décimo aniversario.

La gran re-edición fue la de The Beatles. Como dije, aún no he comprado nada, pero puede que me decante por la remasterización del catálogo de los Fab Four. Aunque es raro oírles con tanta perfección, doy bienvenida a esta nueva forma de escucharles porque estoy convencido que habrían grabado así si la tecnología se los hubiese permitido. Gran año para The Beatles, con el colorido juego Rock Band y todo. Ahora falta que editen Let it Be en DVD.

Otros veteranos -como Neil Young y su apuesta por la energía limpia (Fork in the Road), y Yusuf, mejor conocido como Cat Stevens- fueron irregulares pero bienvenidos. Todo lo que hagan estos señores es digno de escuchar y comentar. Es más, a su edad deberían estar gozándose sus royalties. Hasta sus canciones más sosas son superiores a las porquerías que pegan en las listas de la radio. Vivan los abuelos.

Para finalizar, quiero comentarles sobre las agradables sorpresas que me llevé este año. Descubrí a un tal Matt Ward, que prefiere llamarse "m.ward" y que además de trabajar bajo su nombre en solitario, milita en She and Him con Zooey Deschanel y en Monsters of Folk. Su disco "Hold Time" es como dicen en inglés "one for the ages". De un impecable pop de principio a fin, es el disco que mejor capturó mi atención y me hizo darle play más veces a lo largo de estos meses. Les recomiendo encarecidamente consigan una copia de esta joya, no se arrepentirán.

Sorpresa similar me llevé con los australianos Wolfmother, a quienes perjuré que el destino les encasillaría en el reino de los one hit wonders y me callaron la boca con esa declaración de instintos y pelotas llamada "Cosmic Egg": rock and roll del que nunca morirá. Que divertido! hasta la power ballad la pegaron del techo. Atentos a esta banda, ok.

Hablando de poder, 2009 vio nacer a Them Crooked Vultures, compuesta por John Paul Jones, Dave Grohl y Josh Homme, quienes aportan a la mezcla exactamente los mejores elementos de sus bandas, a.k.a.: Led fucking Zeppelin, Nirvana y Queens of the Stone Age. Un supergrupo al que le calza con honores tal catalogación. Lo suyo es una avalancha sónica acojonante. Escuchen, escuchen.

Y finalmente, mis alabados Sonic Youth. Si tengo que elegir un disco que represente el 2009, me quedo con "The Eternal": Señores y señoras: ¡Que banda!

07 diciembre 2009

Mini Reseñas de Cine: MAYO 2009

La falta de tiempo es grave así que esta vez en vez de reseñar, me limitaré a enumerar las películas vistas durante el año, mes a mes, esperando poder ponerme al día.

Mayo fue así:

- Harold and Maude
- JCVD
- Bring me the head of Alfredo García
- Smoking Room
- I am trying to break your heart
- Raising Arizona
- La lengua de las mariposas
- Son of Rambow
- For a few dollars more
- Bottle Rocket
- The Mist
- Synecdoche N.Y.
- Die Welle
- La habitación de Fermat
- Blood Simple

Espero más adelante poder volver y comentar un poco estos filmes.